Historia de Medina Sidonia

Construida sobre una montaña llamada Cerro del Castillo, Medina Sidonia fue en su día punto de encuentro de muchas civilizaciones. Los primeros asentamientos se remontan a la Edad del Bronce, más tarde los fenicios establecieron una ciudad en Sidón y luego llegaron los romanos.

Bajo los visigodos fue capital de la provincia y sede de los obispos de la Iglesia Católica y en el 712 fue conquistada por los musulmanes. Alfonso X El Sabio reconquistó la ciudad en 1264, aunque alcanzó su mayor esplendor cuando se convirtió en sede del Principado de Sedonia en el siglo XV.

Es conocida por la belleza de sus casas encaladas, los contrafuertes de los porches y la amabilidad de sus artesanos. Recibió el Premio Belleza de Pueblo de Andalucía y en 2001 fue reconocido como Conjunto Histórico Artístico y Conjunto Cultural. Desde Medina Sidonia se puede disfrutar de una vista panorámica de una gran zona, incluido el Golfo de Cádiz, lo que le valió el sobrenombre de «Terraza del Golfo».

Historia de Medina Sidonia
Historia de Medina Sidonia

Medina Sidonia: Una ciudad impactante siempre impactante

El recorrido comienza en la Plaza de España, una plaza triangular y corazón de la ciudad, a su alrededor se encuentra el Ayuntamiento -un edificio de estilo manierista del siglo XVII- y sus terrazas lo convierten en un lugar de encuentro para lugareños y turistas. similar. Pero parece que durante el Imperio Romano, también fue un lugar de reuniones y debates públicos, ya que se cree que allí se ubicaba el Foro Municipal.

Desde allí, la Puerta de Belén -una de las tres antiguas puertas de la muralla islámica- da acceso al casco urbano medieval, a las Caballerizas del Duque y a pocos metros, en lo alto del Cerro, a las ruinas del castillo y el Alcázar.

Los restos arqueológicos indican la presencia de tres fortificaciones superpuestas: las importantes ruinas de una fortaleza militar romana que ocupa la mayor parte de Cerro Peak; Todavía se conservan partes de la ciudadela árabe y partes de sus murallas; Y gran parte del castillo que mandó construir el duque de Medina Sidonia. La Torre de Doña Blanca custodia la entrada a la muralla, y la tradición dice que allí estuvo encerrada hasta su muerte la esposa de Don Pedro I, Doña Blanca de Borbón.

Junto a él está el alcalde de La Coronada de la Iglesia Santa María. El templo gótico del Palatinado, construido en parte sobre la antigua mezquita y declarado Monumento Histórico Artístico desde 1931. Su altar es una auténtica joya, al igual que la escultura. Grabado de Cristo Perdón de 1679, Pedro Roldan. Situado junto al Museo Etnográfico de Medina Sidonia, es un ejemplo del estilo de vida, costumbres y economía de los habitantes de esta ciudad gaditana.

Ruinas romanas

El sótano de la ciudad de Sidonia contiene sus tesoros más valiosos: la calzada romana y el complejo arqueológico – las cloacas romanas, porque la ciudad romana de Sedonia se construyó bajo la ciudad actual a una altura de cuatro metros. El conjunto monumental y del acueducto romano, accesible por la calle Espírito Santo, ha reabierto sus puertas tras una larga ampliación y albergará en el futuro el Museo Arqueológico de Medina Sidonia, y es posible visitar no solo la red de alcantarillado, sino también visitar un área pequeña parte de lo que es el tejido urbano de la ciudad: ruinas de casas, calles.

Bajo lo que es la ciudad, se extendía la antigua red de alcantarillado, Asido Kayseri, de casi un metro de ancho. Atraviesa toda la ciudad llevando agua de lluvia y arrastrando desechos hasta desembocar en el río. Los visitados fueron alcantarillas extremas, que ahuecaron toda la red de terraplenes más pequeños que se extienden a lo largo de la planificación urbana.

Las paredes y pisos de piedra cortada son originales, impermeabilizados con una capa de mezcla de cerámica y cal. Un recorrido por lo que queda de la ciudad romana finaliza en la calle Álamo, donde se pueden recorrer los restos de la antigua calzada romana.

Hostal El Mirador del Valle_Hotel en San Jose del Valle. donde dormir en la ruta de los pueblos blancos Dónde Hospedarse en San José del Valle

Hostal Rural

El Mirador del Valle

Disfruta del Turismo Rural

es Spanish
X